Mundo

El enemigo es el Poder Judicial, son los jueces.

Así declaró el secretario de la Marina de México, José Rafael Ojeda.

21 May, 2021
¿El Poder Judicial es el enemigo?

El secretario de Marina de México, José Rafael Ojeda, considera como «enemigo» al Poder Judicial porque hay jueces que impiden concretar detenciones.

Ciudad de México, 21 may (EFE)

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) condenó que el secretario de Marina de México, José Rafael Ojeda, considere como «enemigo» al Poder Judicial porque hay jueces que impiden concretar detenciones. «Todo un símbolo de la militarización de México y la degradación del Estado de derecho en la presidencia de AMLO. Muy peligroso», advirtió José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

Vivanco calificó de indignantes las declaraciones del almirante Ojeda, quien se quejó en la rueda de prensa matutina del presidente del actuar de los jueces en la captura de capos del narcotráfico y de decomisos de droga.

Hay muchos casos que hasta pena nos dan que actúen de esa manera, parece ser que el enemigo lo tenemos en el Poder Judicial y tenemos que cerrar bien ese círculo para poder llevar a cabo la detención.

El almirante lamentó que «no tienen muchas ayudas de jueces y ministerios públicos» al momento de capturar o decomisar, respondiendo a una pregunta de un reportero sobre un aseguramiento de metanfetaminas en Guaymas, Sonora, cuyo destino era Barcelona, España.

«Debemos ir cerrando el círculo, incluso también estamos trabajando en una nueva reforma para, dentro de los decomisos que se hagan, poder meter más sustancias que son precursores químicos que van a dar a la producción de metanfetaminas y el fentanilo», argumentó.

Reacciones del Poder Judicial

La Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación emitió un pronunciamiento ante la «necesidad de aclarar» que «no son ni enemigos ni amigos de nadie, sino que obedecen únicamente la Constitución».

Sin referirse de manera directa, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, tuiteó que «la función de las y los jueces federales es defender los derechos humanos y la Constitución».

Prometió que regresarían a sus cuarteles, pero sucedió exactamente lo contrario: El creciente rol de las Fuerzas Armadas en la Justicia mexicana ha arreciado desde la llegada de López a la Presidencia, con la creación de la Guardia Nacional y una reforma que les autoriza a participar en tareas de seguridad pública.

El Instituto para la Economía y la Paz (IEP) advirtió esta semana que el gasto militar en México tuvo su nivel más alto en 2020, mientras que el de seguridad pública su punto más bajo en 12 años.

El gasto militar representó más de 140,000 millones de pesos: un crecimiento anual de 7.6 %, mientras que la inversión en seguridad pública cayó 4.5 % a cerca de 40,000 millones de pesos.

Por si fuera poco, el presidente López ha pedido investigar a jueces al acusarlos de servir a «intereses privados».

En la misma rueda de prensa, pidió que el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) «conozca» que un juez exoneró de un crimen a José Antonio Yépez, alias «el Marro», uno de los capos más peligrosos del país, detenido desde el año pasado en el central estado de Guanajuato.

«Hoy en la mañana vimos que un juez exonera a un jefe de una banda que está preso en Guanajuato, en el Altiplano», lamentó.

Y en este contexto, Vivanco de HRW consideró que el Estado de derecho está bajo ataque en México. «Esta debería ser una llamada de alerta», indicó. Y lo es. Vaya que lo es.