Mundo

Viaje a Marte, el planeta rojo de donde son los hombres.

Marte, Ares, el planeta rojo: un nuevo hogar.

Desde siempre ha existido fascinación por el universo. Y Marte es un planeta especial para nosotros.

4 Dic, 2020

¿Se apuntarían a un viaje a Marte?

El 4 de diciembre de 1996 se lanzó una misión particular: la Mars Pathfinder, que hizo su viaje a Marte y aterrizó con éxito en el planeta rojo. Dentro de su módulo de aterrizaje llamado Carl Sagan Memorial Station, un juguetazo: el rover Sojourner.

No fue la primera misión, pero sí la que llevó con éxito al primer vehículo en operar más allá de la Luna para estudiar con más detalle un planeta que ha fascinado a astrónomos y despertado la imaginación.

Desde los años 60 tanto la URSS como los Estados Unidos, enfrascados en su Guerra Fría y con el afán de dominio en todo ámbito, hicieron varias misiones para intentar llegar a dicho planeta.

En 1971 la NASA logra colocar una sonda como satélite de Marte, la Mariner 9, pero fueron los soviéticos los que depositaron por primera vez un vehículo de exploración.

La fascinación por Marte.

Siempre ha estado ahí, y los astrónomos a lo largo de la historia lo han observado, fueran egipcios, chinos o babilonios. En antiguos textos griegos e indios hay registro de mediciones del diámetro angular de Marte.

Y así pasando por Copérnico y su modelo heliocéntrico o Kepler, la primera observación telescópica de Marte fue realizada por Galileo Galilei en 1610. 

Pero la imaginación se desbordó gracias a Giovanni Schiaparelli (1835-1910), astrónomo italiano y uno de los grandes académicos de su tiempo, muy conocido por su trabajo sobre Marte.

Resulta que durante la gran oposición de 1877 (aspecto o configuración de dos astros que se encuentran, en relación a la Tierra, en dos puntos del cielo diametralmente opuestos), observó en la superficie del planeta una densa red de las estructuras lineales que llamó «canales».

Y desde entonces las preguntas y las novelas de ciencia ficción: ¿Hay vida inteligente en Marte? ¿Ellos hicieron esas estructuras? ¿Nos van a invadir? ¿Los marcianos llegaron ya y llegaron bailando el ricachá? Gracias a la curiosidad científica, hemos tenido fabulosos textos, películas o personajes gracias a eso.

Aunque, dicen, se trató de un error de interpretación. Al traducir el trabajo de Schiaparelli al inglés, la palabra canali se tradujo con el término “canals”, que es una vía de agua construida, mientras que channels habla de una conformación del terreno de forma natural.

Elon Musk confía en que el primer viaje a Marte con humanos ocurrirá en 2026.

Súbale, súbale, hay lugares.

Los tiempos cambian y la industria espacial tiene a varios jugadores interesados en estudiar a Marte.

Ahí están los Emiratos Árabes Unidos en alianza con Japón, quienes pretenden colocar la sonda Hope Mars en 2021 para elaborar un mapa meteorológico del planeta. 

O la misión china Tianwen-1, que estudiará a Marte desde su órbita con cámaras, espectrómetro y radar, además de su primer rover con detectores de campo magnético, cámaras y hasta un radar de penetración del suelo marciano.

Y está Elon Musk, por supuesto, quien tiene plena confianza en tener éxito con una primera misión sin tripulación en 2024, aunque la meta es establecer una base que, en un futuro no muy lejano, se convierta en la primera colonia marciana.

Para ese viaje a Marte, Elon y sus muchachos de SpaceX trabajan en la nave Starship, de 50 metros de longitud, la cual se está preparando para su primera gran prueba de vuelo a gran altitud en Texas, además de resolver problemas en el sistema de aterrizaje o patas del cohete.

Elon Musk asegura que SpaceX llegará al planeta rojo en 2022 y que el primer viaje a Marte con humanos abordo del Starship ocurrirá en 2026. ¡En sólo 6 años! 

¿Irías a un viaje a Marte?

Existen muchísimos desafíos más, microgravedad o radiación cósmica, recursos, alimentación, operación…pero la maravilla de explorar e intentarlo, es la esencia misma del ser humano.

Es emocionante, la aventura espacial más extraordinaria jamás emprendida: el viaje a Marte se hace realidad gracias al ingenio humano, pero sobre todo al ímpetu de una sola persona. Más Elon Musks, menos Álvarez-Buyllas.

Pero…¿y si sí hay canales en Marte? No me preocupa eso, sino que la humanidad vaya a incomodar al Dr. Manhattan (otra vez).